domingo

hubo un día en que mi imaginación decidió volar alto, bien arriba, y no volver, mezclarse entre las nubes y quedarse a vivir junto al cielo; ese mismo día, imaginé que el mundo era libre, y se quedó todo en una simple imaginación mía.

1 comentario:

  1. Hola, concisas y precisas letras van desnudando a golpe de talento le germinal pureza de este blog, si te va la palabra encadenada, la poesía, te espero en el mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com.es/
    gracias, buen día, besos afines..

    ResponderEliminar