domingo

Como cuando te revientan los oídos con mentiras sin sentido, o te riegan los ojos con sal para heridas en carne viva. O también cuando te pisan el corazón con zapatos invisibles de toneladas de odio, y te prometes sonrisas para ti, y puñaladas para mi.

7 comentarios:

  1. Es una situación bastante jodida, pero superable al fin y al cabo.

    ResponderEliminar
  2. Bonito blog, y bonito texto! :)
    Pero ya se sabe, hay que ser fuertes y poder con todo!
    Pasate por el mio , yo te sigo! bss

    ResponderEliminar
  3. Entonces, solo queda correr para alejarse lo máximo posible de esa persona.


    Una bolsita llena de sugus de cereza.

    ResponderEliminar
  4. Esos pisotones que incluso se convierten en patadas ante algo indefenso..Pero hay que superarlo y curar los moratones causados. Me gusta el blog, :)
    un saludo!

    ResponderEliminar
  5. uhms... supongo que hay que aprender a ser positivos pero cuando somos negativos salen las mejores palabras que decimos(a excepcionde los insultos)Lo que escribes me recuerda mucho a una canción de Despistaos llamada los zapatos de un payaso.Es preciosa, escuchála si no la conoces
    un beso!

    ResponderEliminar
  6. Desgraciadamente suele haber muchas situaciones de esas.

    ResponderEliminar